“Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo la militar”, dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, este viernes en una conferencia de prensa.

Estas declaraciones ocurren una semana después de que el gobierno de Estados Unidos catalogara al presidente Nicolás Maduro como “dictador” por convocar una Asamblea Nacional Constituyente que gobierna el país suramericano desde el pasado 4 de agosto.

Las declaraciones chocan con los dichos que, hace apenas seis días, hizo públicos el asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, H. R. McMaster, quien consideró improbable una “intervención militar” de países vecinos o Estados Unidos para solucionar la crisis de Venezuela. En aquel entonces, desde la Casablanca optaban por un enfoque de no injerencia directa para que “la responsabilidad de esta catástrofe recaiga sobre los hombros de Maduro”.

El anuncio de Donald Trump llega sólo dos días después de que 17 países, entre ellos Chile, se reunieran en Lima (Perú) para desconocer la Asamblea Constituyente.