La Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a una mujer de 68 años que le realizó un aborto, bajo su consentimiento, a una joven de 22 años en Rancagua.

Según informó BioBioChile, una vez terminada la intervención, la mujer comenzó a experimentar un fuerte dolor abdominal, por lo que acudió hasta el Hospital Regional de la ciudad.

Durante su atención médica, los profesionales determinaron que la joven se había realizado un aborto, con el objetivo de interrumpir un embarazo de 14 semanas de gestación. 

La policía llegó hasta el recinto médico y, tras los interrogatorios, detuvieron a la autora del aborto, quien habría cobrado por realizar el procedimiento.

“La mujer lo hace en primera oportunidad el día 27 no obstante, el procedimiento no se concretó y tuvo que volver a realizarlo el 29 de julio, pero en esta segunda oportunidad, la administración de medicamentos fue más amplia lo que produjo una hemorragia interna”, explicó el comisario Orlando Calderón.

Mientras la PDI indicó que la detenida ya tenía antecedentes previos por el mismo delito, la pareja quedó citada a una audiencia de formalización de cargos.

La criminalización del aborto ha sido una realidad denunciada por las organizaciones feministas. Desde 2010 a junio de 2016, 289 causas han sido formalizadas por este delito, de las cuales 93 terminaron en sentencias condenatorias. De esas, 78 corresponden a mujeres que lo realizaron de manera consentida.