Pablo Aravena, esposo de Beatriz Sánchez, confesó en una extensa entrevista lo que significa ser el marido de la candidata presidencial del Frente Amplio.

En Revista Sábado señaló que “si yo dijera una frase machista, se la cobrarían a la Bea en la lógica de que su jefe está diciendo esto, porque el hombre es el jefe. Pero si lo dijera una esposa, sería casi una anécdota”.

Aravena descartó que en algún episodio de su carrera hayan estado compitiendo directamente, ya que siempre se desempeñaron en formatos distintos. Sin embargo, reconoció que “cuando empezó a ganar más plata que yo, me compliqué”.

“Pensaba, ‘pero qué onda, si el proveedor soy yo’. Creo que fue cuando empezó en la Cooperativa. Se lo dije, lo conversamos varias veces y siempre me decía: ‘¿Quieres que gane menos?’. Al final entendí que era una tontera. Una hombría mal entendida“, admitió.

El periodista también reflexionó en torno a las críticas que recibe su señora y sostuvo que “me duelen. Y ahora en campaña, más aún. Si Piñera decía que trabajaba 24/7 cuando era Presidente, yo sufro 24/7. Es algo enfermizo, empiezo por internet en la mañana y así sigo todo el día. No se lo comento a nadie, pero es como mi calvario”.

Para Aravena, “esa mujer fría, calculadora que es Claire Underwood en House of Cards no existe en la realidad. Cuando tenemos un tiempo juntos, lo disfrutamos igual que antes. Hace seis días fuimos a ver Dunkerque y pasamos al supermercado. La Bea en el fondo es una ciudadana“.