Los abogados del diputado Ricardo Rincón presentaron una denuncia ante el Servicio Electoral (Servel) cotra la presidenta de la Democracia Cristiana y abanderada presidencial, Carolina Goic, tras el veto impuesto por la senadora a su repostulación al Congreso por el caso de violencia intrafamiliar que hay registrado en su contra y que data del año 2002.

En un documento de 50 carillas dirigido a Gabriel Villalobos, subdirector de partidos políticos de la entidad, acusa a la senadora de “sucesivos actos de ilegalidad” y “no respetar la institucionalidad del partido” por no reconocer dos fallos del Tribunal Supremo. Además, exigió sanciones por su “insistencia en una conducta de pública denostación y, por ende, de maltrato a un camarada“.

Según consigna La Tercera, el legislador argumenta en base a la resolución del Tribunal Supremo del partido, con fecha el pasado 17 de abril, donde se desestima una solicitud de expulsión en su contra. Allí Rincón es amonestado por no haber cumplido con la “asistencia obligatoria a terapia sicológica”.

En ese mismo documento se subraya que “no ha podido ser acreditada y consecuentemente no se ha llegado a la convicción moral de haber cometido una infracción o falta punible” en torno a las acusaciones en su contra de violencia intrafamiliar.

Rincón acusa a Goic que, al desconocer estas resoluciones, “socava nuestra institucionalidad, no guarda lealtad al partido ni respeta el trabajo de los miembros del Tribunal Supremo. Y en vez de poner fin a una controversia, no emitiendo opinión sobre los fallos institucionales, continúa el maltrato al que me he visto sometido públicamente por largos meses”.

“Lo más lamentable es que se instrumentaliza un tema tan grave y de alta sensibilidad pública como es la violencia contra las mujeres”, asegura el legislador en la denuncia.