En Chile, los hombres que asesinan a sus parejas mujeres pueden cobrar la pensión de sobrevivencia, que es el beneficio al que pueden acceder los integrantes de un grupo familiar a través de las AFPs cuando el afiliado muere. El hecho de ser los culpables de su muerte no les exime de recibir la prestación, pero ahora, un proyecto de ley pretende acabar con esta situación.

La mañana de este jueves la presidenta Michelle Bachelet asistió a la jornada metropolitana de construcción del Plan Nacional de Igualdad entre Hombres y Mujeres 2018-2030, que tiene como objetivo “renovar el compromiso de nuestro país con la equidad y cerrar brechas de género”, según señaló la mandataria.

Bachelet explicó que una de las propuestas más importantes del proyecto es terminar con la pensión de sobrevivencia para los femicidas. Hasta ahora la única salida legal que existe, según señaló, es que si un hombre asesinaba a su pareja, de igual forma es el principal beneficiario de dicha prestación.

La mandataria calificó lo anterior como “algo terrible porque muchas veces los hijos quedan en la mayor desprotección frente a una situación como esta”, y por eso, el proyecto propone que la pensión vaya directamente a los hijos de las mujeres asesinadas.

Bachelet afirmó que la medida “es un acto reparatorio y de justicia frente a la memoria de las chilena que son asesinadas por sus cónyuges”, y señaló que confía en que esta propuesta será aprobada por el Congreso.

En la ocasión, la presidenta también señaló que “se está incorporando la perspectiva de género en todas las áreas de la acción pública” y mencionó como ejemplos el Nuevo Ahorro Colectivo, e iniciativas de apoyo al emprendimiento de mujeres en BancoEstado y Sercotec.