Quedando menos de 6 meses para el fin del gobierno de la Nueva Mayoría, el Ejecutivo decidió acelerar el trámite de la reforma migratoria anunciada esta semana y decidió ponerle suma urgencia al proyecto en el Congreso.

El oficio enviado esta mañana por la presidenta Michelle Bachelet viene después de que Chile Vamos reclamara por lo mismo, ya que por la cantidad de proyectos que tiene el Congreso y la propia burocracia legislativa, aumentan las posibilidades de que la reforma durmiera en el Congreso.

Ahora, la discusión adquirirá un carácter prioritario para su tramitación. “Celebro que tengamos un gobierno que cada vez que hemos emplazado una propuesta en razón de la discusión de la ley de migración y extranjería, ha aceptado. Esta vez nos parece una muy buena decisión que le ponga suma urgencia a la tramitación de este proyecto que fue ingresado hace algunos días atrás”, aseguró la diputada Paulina Núñez (RN), quien interpelará al ministro de Interior Mario Fernández por el retraso en el envío de la iniciativa.

“Esperamos, sinceramente, que podamos tener una ley aprobada bajo esta administración. Esa es la voluntad política de la oposición”, agregó Núñez.

Entre otras cosas, la nueva ley crea un registro nacional de extranjeros, lo que ha sido criticado por la comunidad migrante por enfocarse más en la seguridad y no en los derechos de los extranjeros que llegan al país.

Te puede interesarPresidente Consejo Consultivo Nacional de Migraciones: “Este proyecto es menos ambicioso que el de Piñera”