La Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (Bidema) de la PDI fue alertada de un caso de grave maltrato animal hacia una perra de galgo de 12 años, llamada “Danka”.

La denuncia anónima permitió que los detectives llegaran hasta el lugar en la población Luis Beretta Porcel y advirtieran el estado en que se encontraba el animal, con diversas llagas y heridas en su piel, además de desnutrición y deshidratación profundas. De esta manera, el dueño del can, de 51 años, se convirtió en el primer imputado la nueva Ley de Tenencia Responsable de Mascotas, más conocida como “Ley Cholito”.

Javier Zamorano, subcomisario de la Bidema y médico veterinario, explicó que “la estructura anatómica de los perros galgos es delgada, pero éste ejemplar es aún más delgado. Está con desnutrición y deshidratación severas. Además, tiene mucha signología asociada a la piel: sarna, tiña, dermatitis secundaria, heridas erosivas y sangrantes, alopecia y llagas en casi todo el cuerpo. Está en muy malas condiciones, con problemas de desplazamiento”.

El imputado tendrá que presentarse en la audiencia del juicio simplificado durante el próximo 11 de octubre, según decretó el Juzgado de Garantía de Arica. Tras su detención, el hombre argumentó que la había llevado a control médico hace dos años, pero no contaba con nada que acreditara tal situación.

Por su parte, el subcomisario de la Bidema recalcó que “el daño y la extrema desnutrición que se ven en este caso, probablemente sean signos de otro cuadro que requiere exámenes de sangre y una atención clínica veterinaria completa”.

La nueva Ley sobre Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía sanciona el daño que éstos pueden sufrir producto de la “acción u omisión” de sus dueños. Las penas pueden llegar a presidio menor en su grado mínimo y multas de hasta 30 UTM, además de la inhabilidad perpetua para tener animales. Si quieres denunciar, debes contactar a BIDEMA.