A comienzos de julio, la estudiante de Pedagogía en Música Valentina Henríquez despertó gran revuelo y una ola de reacciones luego de publicar, a través de su cuenta de Facebook, su testimonio sobre los crudos episodios de violencia que sufrió mientras era pareja del músico Camilo Castaldi, conocido como Tea Time y ex integrante de Los Tetas.

A eso le siguió la querella criminal por lesiones graves reiteradas que la joven presentó contra Castaldi el pasado 25 de agosto en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, y en el texto se entregan detalles de la compleja relación que mantuvieron y de los violentos episodios que sufrió Henríquez de parte de su ex pareja.

“Ambos se conocieron el 7 de diciembre de 2015, en un show de Los Tetas en el Teatro Caupolicán, donde compartieron cartel con Villa Cariño. Ahí, Castaldi demostró en pleno espectáculo su atracción por Henríquez, por lo que la invitó tras el escenario al finalizar el evento. Diez días después comenzaron la relación, cuando la estudiante tenía 22 años, y el músico 38”, consigna La Tercera.

Henríquez y Castaldi decidieron irse a vivir juntos a comienzos de 2016, en el edificio del músico en calle Catedral, y los episodios de violencia aparecieron desde un comienzo. Por eso, la estudiante debió dejar en el departamento de sus hermanos algunas de sus pertenencias, ya que Castaldi “no sólo le propinaba golpes en estos episodios, sino que además le destruía la ropa y en ocasiones, lanzaba aparatos telefónicos de propiedad de Valentina por el balcón del departamento“.

Además, se detalla que para Valentina, “su relación con Castaldi la alejó de familiares y amigos, quienes dejaron de tener contacto directo con ella, principalmente, porque mi representada pasaba gran parte del día encerrada en el departamento de calle Catedral, o bien, acompañándolo en sus giras dentro del país, con su ex grupo, por pedido expreso del querellado, quien la invitaba bajo la excusa de que la presencia de Valentina lo ponía a resguardo de excesos”.

En el texto se relata que los primeros episodios se desarrollaron el 5 de marzo y 22 de junio de 2016: en el primero la joven llegó con retraso al matrimonio de su hermana con moretones en la cara y piernas debido a los golpes que Castaldi le propinó el día anterior, y en el segundo, Castaldi la golpeó a plena luz del día en la calle, afuera del local “La Cabaña”.

También se menciona el ocurrido el 3 de enero de 2017, cuando el cantante la golpeó con un micrófono antiguo en su rodilla derecha y le ocasionó una lesión grave que la obligó a usar yeso por 14 días. Fue en esa ocasión cuando Castaldi –según el relato de Valentina  Henríquez en Facebook– amenazó con un sable al conserje del edificio y al chofer del taxi Uber que llegó a buscarla para llevarla a un hospital. En esa oportunidad, la hermana de la joven, Gabriela Henríquez, quiso realizar una denuncia, pero Valentina cambió su versión ante Carabineros debido al “temor de sufrir nuevas agresiones si denunciaba, y de un amor malentendido hacia su agresor”.

Finalmente, se menciona los episodios del 26 de febrero de este año, cuando el músico conocido como Tea Time botó a su pareja al suelo, lo que le generó un sangrado de su cabeza, y otro episodio en que un amigo de Castaldi golpeó a la joven cuando ella quiso guardar una botella de whisky que estaban bebiendo.