El conflicto mapuche se ha agudizado las últimas semanas en medio del crucial juicio oral por el caso Luchsinger Mackay, en el que 11 comuneros son imputados por el delito de incendio de carácter terrorista por la muerte del matrimonio hace 4 años.

Sumado a la quema de camiones reivindicado por algunos sectores del pueblo mapuche, las denuncias de represión y un estado de sitio en la zona, cada semana se suman nuevos antecedentes a un conflicto de más de 500 años.

En la última edición de la encuesta Cadem, se decidió consultar una serie pregunta sobre el conflicto mapuche. Y los resultados son claros. El 97% cree que es importante que los mapuche conserven sus tradiciones y su cultura, el 77% está de acuerdo con que “el país tiene una deuda histórica con el pueblo mapuche”, el 76% cree que el “pueblo mapuche es discriminado por la sociedad chilena y el 74% considera que “tienen derechos de propiedad sobre las tierras que consideran ancestrales”.

Además, el 69% cree que el conflicto ha aumentado en los últimos tres años y el 62% considera que hay terrorismo en La Araucanía.