Desde su llegada al municipio, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, está decidido a darle la pelea al proyecto de Mall Plaza que presente instalarse en el Muelle Barón. A cambio, propone levantar un parque público que perseguirá el mismo objetivo que el proyecto inmobiliario: producir empleo.

Tomando en cuenta el complejo escenario que vive el municipio porteño -con un déficit millonario de casi $100 mil millones- Sharp se ha dedicado a planificar la ciudad y resolver urgencias.

En entrevista con Pulso, el alcalde sentencia que “esperamos que al término de nuestra gestión al menos el déficit de la municipalidad pueda tener número azules. Con lo que estamos implementando, eso es posible. En el caso de la corporación, no es posible hacer eso. Vive una situación crítica, en la cual el esfuerzo no sólo tiene que ser del gobierno local sino que también del Estado“, aclara.

Por otra parte, explicó que hay una serie de mega proyectos que buscan implementarse en Valparaíso, pero ninguno dialoga con la ciudad. El mejor ejemplo de eso es el Mall Barón.

“Cuando se instaló la idea de construirlo se produjo una modificación del actual plan regulador ad hoc para construir un mall. Entonces me pregunto, ¿por qué en uno de los paños con más plusvalía de la ciudad se quiere instalar ese proyecto y no otro? ¿por qué la empresa teniendo giro portuario decide, a nombre de la ciudad, construir en un sector que podría tener proyección portuaria un proyecto inmobiliario o de retail?”, preguntó.

En cambio, Sharp explicó que buscan generar en el sector de Barón un parque público “que va a abrir el borde costero, que va a producir empleo y que va a permitir privilegiar y potenciar el comercio local por sobre las grandes cadenas de retail, y generar infraestructura urbana que hoy nuestra ciudad no tiene. Y no es que estemos en contra de los mall, de hecho en Av. Argentina en los próximos meses habrá uno”.

Según sostuvo, la situación que vive Barón es similar a lo ocurrido con Estación Mapocho, que estuvo a punto de convertirse en un proyecto inmobiliario.

“Se iba a recuperar el edificio, seguramente iba a tener espacios públicos, pero ahí la visión que primó fue otra, la de construir espacio público de dominio de la ciudad. Es como si yo quisiera privatizar el Parque Forestal. Yo estoy pensando en la ciudad de Valparaíso en los próximos 50 o 60 años, no en los próximos 5 años, porque el cambio que se va a producir es brutal para el futuro”, argumentó.

Jorge Sharp recordó que la Unesco no le dio su apoyo al proyecto y que la resolución final quedó pendiente para dos años más y aseguró que se contactaron con el organismo para plantearles sus dudas sobre la iniciativa.

“Esto no es nada en contra de un grupo económico determinado, esto tiene que ver con los intereses estratégicos de la ciudad para los próximos 100 años. Y lo que se está proponiendo en ese lugar no se ajusta a la proyección urbana, cultural, económica y productiva de la ciudad”, recalcó.