A punto de cumplirse dos años de la desaparición de José Vergara Espinoza, ocurrida el 13 de septiembre de 2015, la Fiscalía de Alto Hospicio pide 23 años de cárcel para los cuatro ex carabineros involucrados en el caso.
El joven fue visto por última vez en su casa, en la población La Tortuga, hasta donde llegaron los uniformados para llevárselo y contenerlo luego de su familia alertara sobre los desórdenes que José provocaba producto de la esquizofrenia que padece.

El caso fue liderado por la fiscal Virginia Aravena, quien presentó los resultados de la investigación y acusó a Carlos Valencia Castro, Ángelo Muñoz Roque, Manuel Carvajal Fabres y Abraham Caro Pérez.

Hasta hoy, el paradero de Vergara es desconocido. Los cuatro acusados señalaron que “el joven no se encontraba en su domicilio” cuando lo fueron a buscar. Sin embargo, el hecho fue negado rotundamente por su familia, quien llegó hasta la comisaría para encontrarlo. Más tarde, fueron dados de baja tras reconocer que abandonaron al joven en el sector de “Caleta Buena”, en medio del desierto. 

La nueva audiencia de preparación del juicio oral quedó fijada para el próximo 3 de octubre en el Juzgado de Garantía de Iquique. Uno de los detalles de la acusación sentencia que “tras sacar de su domicilio a la víctima lo encerraron en el calabozo del furgón policial y enfilaron por la Ruta A- 16, llevándose a la víctima hasta un lugar desconocido, el que no fue trasladado ni a un consultorio ni a la comisaría, como señala el protocolo”.