Por el delito de receptación -aprovecharse de los efectos de un delito- fue formalizado esta mañana el ex cantante de Los Tetas Camilo Castaldi, conocido como Tea Time, por haber adquirido una guitarra robada a una integrante de la banda de Javiera Mena.

Fue Valentina Henríquez, ex pareja de Castaldi, quien al detallar los brutales episodios de violencia de género a los que se vio sometida durante la relación, aseguró que el cantante se vanagloriaba de tener la guitarra robado. Tras esto, la PDI la  incautó y confirmó que se trataba del instrumento buscado.

El Séptimo Juzgado de Garantí el imputó el cargo de receptación y quedó en libertad sin cautelares durante los 60 días que dure la investigación. A las afueras de la audiencia, Castaldi aseguró que es inocente y desestimó la denuncia de Henríquez.

“Yo no sabía que la guitarra era robada, era un regalo para mi ex polola (…) son mis colegas y yo los respeto, jamas estaría a favor de robos de instrumentos porque sé lo que cuestan”, afirmó, además de decir que compró el instrumento en el Persa.

Además, dijo no conocer a la banda -como lo denuncia Henríquez- y enfatizó en que es inocente y que no ha estado atento a lo que se dice de él. “El tema de las redes sociales y la farándula no me gusta”.