A través de redes sociales, la ONG TortuArica ha denunciado el hallazgo de 9 ejemplares de tortugas decapitadas en las playas de Arica, pese a que se trata de una zona de protección y hábitat natural de la especie.

Según lo reportado por La Estrella de Arica, entre el 18 y el 19 de agosto fueron reportadas las primeras apariciones de los cuerpos. Los primeros pertenecen a la especie olivácea y los últimos hallazgos, a la especie verde, protegida en todo el territorio nacional por Sernapesca.

Rodrigo Naranjo, presidente de la organización, señaló que “lamentablemente nuestra hipótesis responden a la acción humana o a la acción de lobos, ya que no sugiere otras alternativas”. Los activistas calculan que entre 300 y 400 tortugas hembras llegan a la región para alimentarse, por lo que llama la atención que en tan poco tiempo hayan sido encontradas nueve tortugas sin cabeza.

La organización TortuArica llama a las y los vecinos a denunciar a la Brigada de Delitos contra el Patrimonio y el Medioambiente de la PDI (Bidema) a quienes sean sorprendidos involucrados en estos hechos.

En 2014, el Concejo Municipal de Arica aprobó una ordenanza que establece “Protección y Conservación del sector de la Puntilla de Chinchorro como hábitat de tortugas marinas”, que establece multas que van desde 1 a 5 UTM, dependiendo de la infracción.