El reciente paro de los taxistas, que involucró un bloqueo al acceso del Aeropuerto de Santiago y provocó la muerte de un turista extranjero, ha provocado una gran polémica entre la ciudadanía y el gremio movilizado.

Durante esta mañana, Sandra Ruiz, vocera de la agrupación, sentenció que “no podemos hacernos responsables de algo que no corresponde”, enfatizando que el aeropuerto debería estar preparado para este tipo de contingencias.

“En ningún momento nos dijeron a nosotros que había una emergencia ni apareció una ambulancia”, sostuvo la dirigenta, recalcando que es el Gobierno quien debe realizar un “mea culpa” por los actos en contra de los taxistas.

Ruiz recalcó que “los medios nos están dando muy duro con el acontecimiento de este caballero” y señaló que “las bases estamos muy desesperadas con la situación que estamos viviendo”.  Otra de las justificaciones de la dirigenta apuntó a una supuesta hipertensión que sufría el turista fallecido.

Según lo informado por el fiscal nacional Jorge Abbott, los taxistas podrían ser imputados por el delito de “homicidio culposo” tras la muerte del turista, quien sufrió un paro cardíaco mientras realizaba gestiones para no perder su vuelo.

En redes sociales, las excusas brindadas por la vocera no fueron bien recibidas: