Luego de que se difundieran, a través de redes sociales, las fotos del modelo Ignacio Lastra, quien sufrió un grave accidente automovilístico que hoy lo tiene luchando por su vida con el 90% de su cuerpo quemado, la Clínica Indisa salió al paso de las críticas con un comunicado público.

“La clínica condena categóricamente estos hechos y lamenta que personas sin principios éticos no respeten la integridad y privacidad del paciente, así como el sufrimiento que afecta a su familia”, sentenciaron.

Además, informaron que la Dirección Médica del establecimiento dio inicio a una investigación para esclarecer los hechos y determinar a los culpables, enfatizando que “nuestro reglamento interno y código de ética prohíben explícitamente este tipo de conducta y buscan resguardar la privacidad e integridad de nuestros pacientes”.

Por su parte, el superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, señaló que la institución “al momento de recibir un reclamo por infracción a la ley, puede hacer una suerte de denuncia pública y dar un plazo para que se cumpla y si el establecimiento no cumple con estas instrucciones, puede finalmente aplicársele una multa”.

Ignacio Lastra se mantiene en estado de “extrema gravedad” y riesgo vital, aunque con una evolución favorable, que hoy le permite respirar por sí mismo.

“Sus pulmones, corazón y riñones han tolerado de buena manera el shock provocado por las quemaduras, y no existen lesiones complejas en sus órganos”, informó el último parte médico.