Han sido semanas movidas para Javiera Alejandra Mena Carrasco (34). Acaba de regresar a Chile luego de una gira que hizo de costa a costa en Estados Unidos (donde se presentó en el festival de música latina Ruido Fest en Chicago y grabó una sesión con la prestigiosa radio de Seattle KEXP), acaba de firmar con la multinacional Sony Music, con la agencia de booking Armónica y se dispone a dar la primera gira de su carrera por el Asia Pacífico (China, Corea y Japón).

A todos estos proyectos se suma también la grabación del álbum sucesor del laureado “Otra Era” (2014), el cual le valió una nominación al Grammy Latino y una invitación para participar en el Festival de Viña del Mar 2016. El nuevo trabajo, que será publicado por Sony en 2018, tendrá su primer single de adelanto en noviembre de este año.

En medio de todo ese ajetreo es que la compositora, instalada en Santiago por unos días se dio tiempo de conversar con la periodista Muriel Alarcón de Revista Ya, en una entrevista donde repasó su actual momento musical y opinó sobre variados temas, entre ellos política.

“Me gusta aportar a la sociedad y que las cosas estén mejor. Tengo una postura política clara, pero que no va por subirme a un pedestal y dar un discurso para que los demás me digan algo, o decir qué es lo bueno y qué es lo malo. Ni siquiera tengo las cosas claras para ponerme a decir qué está bien y qué mal”, explica Mena.

Consultada sobre cuál es esa postura política, la músico responde que “todas las sociedades son injustas y crean sufrimiento. Prefiero, desde esta base, tratar de vivir mejor, aceptando este gran dolor tal como es y cultivando la compasión como bandera”.

“Los Tetas y yo fuimos un extra”

Hace casi dos meses, Javiera Mena se vio involucrada en una de las noticias que marcaron la agenda noticiosa nacional: el episodio de violencia de género el músico Camilo Castaldi (alias Tea Time) hacia su ex pareja Valentina Henríquez.

Vale decir, sin embargo, que Javiera fue parte de esa noticia de manera lateral: Henríquez, además de la violencia que sufrió, denunció que Castaldi compró -a conciencia- una guitarra robada que le pertenecía a Mena 

Sobre el tema, la cantautora dice que su involucramiento en la noticia fue una casualidad. “Si bien pude haberme visto perjudicada, fue en un nivel indirecto. Los perjudicados son ellos dos. Los Tetas y yo fuimos un extra. Se ocupó mi nombre para la noticia por el robo, pero yo creo que lo fuerte es la violencia. ¿Qué más puedo decir?“.

Respecto al caso de violencia de género, la cantante prefiere abstraerse. “Es un tema complicado. No he querido meterme. Las relaciones de pareja son la cosa más compleja que puede existir en el mundo. Lo que pasa entre cuatro paredes… uno no sabe. No estoy de acuerdo con la violencia a la mujer ni con ningún tipo. Pero si me pongo a opinar siento que soy como ‘la vieja copuchenta’“, afirma.