Los candidatos a diputados por el Frente Amplio por el distrito 8 (Maipú, Estación Central, Cerrillos, Pudahuel, Quilicura, Colina, Lampa y Til Til) Pablo Vidal (RD) y Ricardo Camargo (MA) presentaron este viernes un requerimiento ante la Contraloría General de la República para que se investiguen posibles faltas a la probidad administrativa y legalidad por parte de la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga (independiente, pro UDI).

Los aspirantes denunciaron los hechos ocurridos en las actividades municipales realizadas los días 5 y 30 de agosto, a las cuales asistieron Sebastián Piñera y Cecilia Morel, respectivamente, y que, según dicen, fueron usadas como espacio de propaganda política.

Con motivo de la celebración del Día del Niño, el día 5 la municipalidad organizó una actividad recreativa a la que invitó al candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera. Para ellos, el abanderado —perteneciente a la misma coalición política de Barriga—, no ostenta ningún cargo público que justifique su presencia en un acto organizado por la municipalidad y, sin embargo, propuestas para robustecer la política infantil, tuvo un evidente protagonismo en el escenario durante el mismo y grabó un video para promocionar su campaña.

El hecho se repetiría con características similares el día 30 de agosto durante la realización de la actividad “Malón Bailable”, también organizada por la Municipalidad de Maipú. Cecilia Morel, cónyuge de Sebastián Piñera, participó del evento, según aseguran los denunciantes, en una clara actitud de campaña electoral en favor de su marido.

“La Ley establece claramente que todo evento público que promueva a una o más personas o partidos políticos con fines electorales es propaganda electoral y ésta es permitida sólo desde 60 días antes de la elección: es decir, desde el próximo 20 de septiembre”, aseguró Vidal.

Por su parte, Camargo aseveró que lo anterior es “irregular por constituir una intervención electoral parte de la alcaldesa que contraviene el principio de probidad”. Y agregó: “Podría tratarse de uso de recursos municipales y públicos para fines particulares y de propaganda”.