El miércoles por la noche, un día después de jugar contra la selección chilena en el Hernando Siles de La Paz, el arquero boliviano Carlos Lampe estaba de nuevo dentro de una cancha. En Talcahuano, defendió el pórtico de Huachipato en el encuentro con la Universidad Católica por los octavos de final de la Copa Chile.

Y la eliminación de los cruzados a manos de los acereros no fue lo único que marcó el partido. En el entretiempo, un grupo de hinchas de la UC decidió emprenderlas contra el portero boliviano, con gritos como “no tienen mar” y otro tipo de insultos.

Lampe le bajó el perfil al incidente, asegurando que eso “no va a empañar lo que pienso de Chile”. Además, aceptó las disculpas ofrecidas por la directiva de la UC y que “todos alguna vez gritamos o cantamos cosas que no debíamos”.

Pero la cuestión parece no quedar ahí. El secretario general de la Federación Boliviana, Marco Rodríguez, confirmó que presentarán un reclamo a la ANFP con el fin de que “sancionen a ese club”. “Nuestro arquero Lampe escuchó insultos de la barra de Universidad Católica. Hablaremos con él y luego presentaremos un reclamo a la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (ANFP)”, afirmó.