La madre del joven que fue sorprendido con marihuana en el exclusivo colegio Alianza Francesa habló por primera vez tras la muerte de su hijo de 17 años, quien se suicidó después de que el colegio decidiera suspenderlo. El joven fue denunciado a Carabineros por porte de marihuana por el establecimiento, quienes se lo llevaron detenido. Después, en el primero de los nueve días de su suspensión, se quitó la vida.

Ximena de la Maza, madre del menor, afirmó a La Tercera que reclamó desde el primer momento la decisión que tomó el colegio. “Lo que yo reclamo es que primero hay que llamar a los papás y una vez que esté ahí, llamar a los carabineros”, afirmó.

Su hijo, según cuenta, “se fue para adentro” después de que fue sorprendido con marihuana, mostrando signos de depresión. “Nunca había tenido problemas, no tenía antecedentes de disciplina, era muy buen alumno. No llegaba ni atrasado, era muy autoexigente, por eso le llegó más fuerte“, agregó.

Sobre el suicidio del menor, dice que le gustaría “no presentar una imagen de él como un tipo delincuente o un tipo malo, porque eso era lo que lo tenía afectado. Eso de la mala imagen es lo que lo hizo suicidarse”.

Además, contó que ese mismo día fue al colegio y les volvió a insistir en que el procedimiento con Carabineros no debió haber ocurrido. “Les manifesté: ‘bueno, esto pasó, ustedes no me hicieron caso y estas son las consecuencias’”, dijo.

Abogado descarta que joven portara 71 gramos de marihuana

Una de las informaciones más difundidas en torno a la muerte del joven es que fue sorprendido en su colegio portando más de 70 gramos de marihuana. Esto fue descartado por el abogado de la familia, Ricardo Freire.

“El peso bruto de lo incautado son 71 gramos. Sin embargo, ocurre que la marihuana estaba dentro de una caja metálica que forma parte del peso bruto. El peso neto de esta corresponde a 1,7 gramos; el resto, los 69,3 son de la caja de metal (…) estos hechos, a lo más, son constitutivos de una falta y no de un delito (…). Hay jurisprudencia que estima que el porte para el consumo privado no está sancionado”, señaló.

En paralelo a las investigaciones que llevan Carabineros y el Ministerio Público, se suma también una de la Superintendencia de Educación.

En tanto, sus compañeros de curso publicaron una carta, donde señalan que han sido “testigos de declaraciones falsas y una insensible falta de respeto a su familia y nuestra comunidad escolar de parte de los medios de comunicación (…) Claramente lo que sucedió revela un sistema que falla, una ley que deshumaniza y estigmatiza a los adolescentes, dejándolos de ver por lo que son: personas con problemas”.

“Era mucho más que un alumno sorprendido portando marihuana. Era una muy buena persona y verdadero amigo para muchos, pero sufría de tristezas que lo asediaban y que nadie supo ver (…) Para que nosotros, el colegio y el país, podamos aprender y crecer con las lecciones de esta tragedia, debería imponerse el amor, la unión y la compasión. Es necesario y urgente”, finalizan.