Felipe Miranda dejó en alto el nombre de Chile y se consagró campeón mundial de Esquí Náutico en Overall en una competencia desarrollada en Francia.

El esquiador nacional ya había obtenido el título en 2013 en Santiago y con esto confirma su gran nivel. La competencia se desarrolló en París, en ella el chileno fue líder de principio a fin.

Sus marcas fueron 1,5 boyas a 10,75 metros en slalom; 8.930 puntos en figuras y 64,3 metros en salto.

Tras ganar, el atleta nacional señaló que “estoy demostrando que puedo mantenerme al nivel de los mejores del mundo. Es fácil llegar arriba, pero difícil mantenerse. Estoy muy contento y espero seguir en esta senda”.