Un emotivo momento protagonizaron dos futbolistas de la Universidad de Chile, previo al duelo contra O’Higgins de Rancagua en el Estadio Nacional.

El “fantasista”, David Pizarro, y el “Torito de Fresia”, Isaac Díaz, se dirigieron con un ramo de flores hasta el memorial ubicado en una de las tribunas del recinto y rindieron homenaje a los detenidos desaparecidos.

Consultado por el CDF al respecto, el volante porteño confesó que se trataba de “una promesa que venía desde Copa América preparada en un mensaje de unidad al país”.

El gesto ocurre dos días antes del 11 de septiembre, día en que se conmemoran los 44 años del Golpe de Estado que derrocó al Presidente democráticamente electo, Salvador Allende, e inició la dictadura liderada por Augusto Pinochet.