Un ceremonia interreligiosa se vivió esta mañana en el Palacio de La Moneda, en homenaje a la memoria de el ex presidente Salvador Allende Gossens, quien fuera revocado del poder a través de un golpe de Estado hace exactamentes 44 años.

La cita contó con la presencia de todos los candidatos presidenciales salvo Sebastián Piñera y Eduardo Artés. El resto, se sentaron todos en fila, uno al lado del otro: Alejandro Guillier, Carolina Goic, Marco Enríquez-Ominami, José Antonio Kast y Beatriz Sánchez.

En primera fila estaba la presidenta de la República, Michelle Bachelet, junto a su madre Ángela Jeria y la senadora Isabel Allende, hija del ex presidente.

En su discurso, la mandataria anunció, entre otras cosas, el fin al secreto de la comisión Valech I, que se traduciría en darle discusión inmediato al proyecto que hoy se encuentra en la comisión de Derechos Humanos del Senado.

La Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura cifró en más de 35 mil los casos en los 17 años de dictadura militar. La Ley 19.992, sin embargo, estableció que los informes y testimonios eran secretos por una duración de 50 años, por lo que los tribunales de justicia no podían acceder a ellos, a diferencia de lo que pasa con la comisión Rettig, por ejemplo. Vale recordar que el proyecto al que hizo referencia la mandataria no levanta el secreto, sino que hace que los documentos estén a disposición del Poder Judicial.

[Lee también en El DesconciertoCómo se ha entorpecido en el Senado la tramitación del proyecto que rompe el secreto de 50 años la Comisión Valech]

Otro anuncio importante fue la activación de los mecanismos de recalificación de la comisión Valech II -que terminó en el 2010 y con más de 20 mil personas reclamando no haber sido incluidas-, lo que en la práctica podría significar una nueva comisión.

La presidenta aprovechó de recordar también el caso del ex presidente Frei Montalva. “Este septiembre, además, nos recibe con una verdad, que hoy es una certeza. La dictadura perpetró de la manera cobarde y vergonzante perpetró el asesinato, el magnicidio del ex presidente Eduardo Frei Montalva“, afirmó.

“El conocimiento de la verdad es anterior a cualquier otro proceso para el reencuentro en una patria aún fracturada”, concluyó, antes de partir a las afueras de La Moneda para recorrer una obra plástica que recreaba las últimas palabras del ex presidente Salvador Allende en Radio Magallanes, el 11 de septiembre de 1973.