“Te aplaudo como hija de un hombre asesinado por la misma dictadura. (…) La batalla que has dado ha sido personal y familiar, pero también ha sido por Chile”, le dijo hace unos días la Presidenta Michelle Bachelet a Carmen Frei Ruiz Tagle, a través de una carta que le hizo llegar para el lanzamiento de su libro “Magnicidio. La historia del crimen de mi padre”.

Ya han pasado 45 años desde la muerte de su padre, el ex Presidente Eduardo Frei Montalva, caso por el que el juez Alejandro Madrid decidió dictar una acusación en contra de los seis procesados en el caso.

En entrevista con La Tercera, Carmen Frei señaló: “No me parece que haya que olvidar el pasado y con quienes dicen que hay que dar vuelta la página. Porque el que no ha vivido un dolor así tan grande no entiende lo que no es poder nunca dar vuelta la página. El dolor queda para siempre”.

La ex senadora también se refirió al penal de Punta Peuco, creado por su hermano Eduardo en 1995. “A mí no me parece justo que exista Punta Peuco (…) no corresponde que haya gente que tenga una vida miserable y con hacinamiento, mientras que otros tienen cárceles con canchas de tenis, celulares y televisión. Para todos debe ser por igual”.

“Estoy segura de que muchos de los que están en Punta Peuco sabían lo de mi papá y de tantos otros. Y duele que sean cómplices de este silencio, no es justo”, agregó.

Además, Frei se refirió al rol de las Fuerzas Armadas y el esclarecimiento de la verdad: “Se protegen entre ellos, en una lealtad muy mal entendida. Y por eso me duele cuando piden perdón. Está bien, pero se pide perdón cuando uno reconoce las faltas cometidas y de alguna manera tratar de que no vuelva a pasar. Y me duele, porque además son instituciones que deben merecer todo el respeto. ¡Imagínate lo que significan las Fuerzas Armadas para un país!”.