Los cables de Wikileaks han revelado una serie de informaciones que reportaba o creía el gobierno de Estados Unidos pero nunca lo dijo como información oficial.

Hoy, El Mostrador publica unos cables que revelan qué pensaban, en el año 2006, altos diplomáticos norteamericanos sobre la prensa en Chile.

Centrados en los principales consorcios mediáticos del país como El Mercurio y La Tercera, fueron descritos con palabras como “autocensura, no inclinado al periodismo investigativo, conservadores, dominada por dos cadenas y marcado por el pinochetismo”.

Vale aclarar que el cable es del 9 de marzo de 2006. Pero es precisamente lo que llama la atención a los diplomáticos: a 16 años del fin de la dictadura, el legado del pinochetismo seguía presente en la prensa y no existía una real libertad de prensa.

El análisis se hizo a propósito de la visita de la secretaria de Estado de ese entonces, Condoleeza Rice y se buscaba prepararla para enfrentar a la prensa.

“Entre los periódicos nacionales, dos cadenas dominan. La cadena más antigua, liderada por el principal periódico chileno El Mercurio, sigue siendo la más prestigiosa, pero el buque de insignia de Copesa La Tercera está cerca de alcanzarlo en cuanto a lectoría”, dice en el cable el embajador de EE.UU. en Chile, Craig Kelly.

Wikileaks resalta en la influencia del pinochetismo en la prensa chilena.

“Según estándares internacionales, la mayoría de los medios son conservadores en su orientación política”, continúa.

Cable asegura que la libertad de prensa no se ha alcanzado en Chile