“Ahhh pero si fuera Maluma…” es una de las frases que se ha vuelto popular en las redes sociales chilenas. El dicho, una parodia de las críticas que reciben las feministas por criticar las acciones machistas, ha sido resignificada como una talla donde se pone al reggaetonero de 23 años como símbolo de la supuesta “inconsecuencia” que tendrían las mujeres que luchan por la igualdad de género y al mismo tiempo disfrutan del dembow y el perreo.

Al respecto, ha habido un intenso debate. Matilde Méndez, militante comunista y actual secretaria general de la Fech, escribió una columna titulada “¿Es posible ser feminista y que te guste Maluma?”, donde plantea que “bailar hasta abajo o tener fantasías sexuales no anula ninguno de los innumerables esfuerzos por construir un mundo más justo”. Por otro lado, la vicepresidenta de la misma federación y militante trotskista, Bárbara Brito, replicó con el texto “Maluma, sexismo y el rol de las mujeres y feministas”, donde argumenta que el colombiano es “un megáfono vivo del machismo en cada lugar en el que podemos estar y su música también”.

En medio de esta discusión es que surge “Maluma Feminista”, el fanpage de Facebook que causa sensación en el feminismo latinoamericano. Creada por una joven de 22 años llamada Elena, oriunda de Veracruz, México, en poco tiempo ha superado los 21 mil likes en la red social y se volvió un fenómeno viral. ¿La fórmula? Poner fotos del “pretty boy, dirty boy” junto a versos alterados de sus canciones y resignificados con enfoque de género.

La autora del sitio, en entrevista con BuzzFeed México, contó que dio vida a la página porque le gusta mucho Maluma, pero entraba en conflicto por el contenido de sus letras, por lo que decidió intervenirlas con mensajes empoderadores, empáticos y sensuales.

“Yo soy feminista y me gusta el reggaetón. Parte del feminismo es poder disfrutar de lo que te gusta sin culpas. Puedes escuchar una canción de reggaetón machista, bailarla y disfrutarla, porque sabes que tú no piensas así. Incluso puedes subvertirlo y re-significarlo. También hay reggaetón feminista como Ivy Queen, y en espacios feministas como Punto Gozadera en DF se hacen perreos libres de acoso”, ahonda al respecto Elena en conversación con Nueva Mujer.

Mira la selección de fotos acá: