Benjamín Vicuña se encuentra en Palestina grabando un particular y personal proyecto que aborda dos temas que siempre lo han cautivado: la infancia y el teatro. Junto a la productora Alto Andes, el actor se encuentra grabando un documental que rescatará diversas historias y experiencias de vida de niños palestinos en el contexto de una ocupación que ya cumple más de 50 años de duración.

“Muchos hablan de una nueva intifada, esta vez cultural, una forma de resistencia pacífica pero consistente, sobre todo entre jóvenes y niños, quienes son los que más sufren en medio de tanta violencia” comenta Vicuña, quien está siguiendo una intensa agenda de trabajo recogiendo experiencias en el Teatro de la Libertad de Jenín y el Teatro Inad en Beit Jala, entre otros.

El equipo también visitará otras ciudades palestinas como Belén, Hebrón, Ramallah y Jenín, experiencia que el actor ha compartido a través de sus redes sociales. “Este viaje llega en un etapa muy especial de mi vida y lo tomo como un regalo. La situación de los niños devela la más desgarradora cara de la Ocupación israelí y poder establecer lazos con ellos en el lenguaje que mejor me queda que es el teatro, es una oportunidad increíble”.

El equipo de producción que viaja con Benjamín Vicuña está compuesto por un grupo de 10 profesionales, liderados por el destacado documentalista nacional Jaime Villarreal, quienes ya han transmitido su sensibilidad con el tema tras la realidad que encontraron. “Puedo decir con toda seguridad que hoy el Pueblo Palestino enfrenta uno de los más feroces sistemas de apartheid que se haya visto en la historia. Es aterrador lo evidente del problema. En medio de esta era de la hiper-conexión, el mundo se hace el sordo…”, escribió en POUSTA, donde publica sus impresiones e historias con respecto al viaje.