Durante el pasado martes, Guillermo Atenas Cornejo, de 33 años, fue formalizado por el crimen de Isidora González Rojas, una joven punk oriunda de Concepción, cuyo cuerpo fue encontrado descuartizado al interior de un fundo en Melipilla.

Atenas quedó en prisión preventiva en la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago por el delito consumado de femicidio en contra de su polola, durante los 120 días de plazo dictaminados para la investigación. El individuo habría reconocido su autoría del crimen al momento de ser capturado por la PDI en Angol.

“El fundamento y el peso de las evidencias que tenemos, y que en definitiva permitieron vincularlo con la víctima y el delito en sí, nos hace prescindir de su declaración, no obstante al momento de ser detenido refirió algunas palabras, en las que refería ser el autor de los hechos”, explicó el subprefecto de la PDI, José Ortiz Sandoval. Sin embargo, su abogado descartó esta versión.

Además, en la instancia, el Ministerio Público dio a conocer audios de una conversación sostenida entre el imputado y su madre, donde él le señala que “no me entrego ni cagando, prefiero suicidarme”.

Pese a que el juez Víctor Fernández desestimó la versión alegada por la defensa de Atenas, que acusó un cuadro de esquizofrenia por parte de su cliente, el defensor penal Roberto Libretti insistió en que “creemos que (Atenas) no está en condiciones de ser juzgado”.

Sin embargo, el fiscal José Solis argumentó que esta versión se contrapone con el registro de audio “donde él claramente sabe lo que hace y busca, en cierta medida, evadir la responsabilidad por el hecho delictivo”.

Además, argumentó que “de acuerdo con la investigación, ellos (víctima y victimario) estuvieron cerca de dos meses viviendo juntos, y los vecinos refieren que él siempre la agredía”.