Durante el mediodía de este jueves, la presidenta Michelle Bachelet promulgará la ley que despenaliza el aborto en tres causales: inviabilidad fetal, riesgo de vida de la madre y violación.

Tras la promulgación de la nueva normativa, el Ministerio de Salud contará con 90 días de plazo para elaborar su reglamento, en el que ya están trabajando para dar vida al texto legal. Una de las inclusiones a la propuesta será la objeción de conciencia, que fue ampliada por el Tribunal Constitucional a las instituciones donde se practique.

Entre las autoridades que estarán presentes en la ceremonia se encuentra la ministra de Salud, Carmen Castillo, quien cumplió un rol protagónico en la elaboración del proyecto, además de la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, quien tuvo una activa labor en impulsar la iniciativa.

El proyecto de aborto en tres causales forma parte de uno de los compromisos adquiridos por Bachelet durante su campaña y es uno de los triunfos más importantes registrados durante su mandato: “Las mujeres de Chile hemos conquistado, o reconquistado, un derecho básico”, sentenció la Mandataria, una vez conocido el fallo del TC.

Se espera que la normativa entre en vigencia durante diciembre próximo, después de largos dos años de tramitación en el Congreso y un sinnúmero de polémicas en la clase política.