El canciller Heraldo Muñoz viajó hasta La Haya para presentar ante la Corte Internacional de Justicia la dúplica de la demanda que Bolivia interpuso ante Chile por una salida soberana al mar.

El documento, de 196 páginas, corresponde a los argumentos finales presentados por Chile en la demanda marítima, una respuesta a la réplica presentada por Bolivia en marzo de este año. Tras la revisión, el proceso pasará a su fase oral en una fecha todavía sin determinar.

Muñoz calificó el documento como “contundente” y acusó “debilidades” en el argumento boliviano. “Partió con la solicitud de un acceso completamente soberano, plenamente, con cesión de territorio, que luego se transformó en los alegatos finales como un acuerdo práctico o una zona especial”, aseguró.

El equipo chile está compuesto por el agente Claudio Grossman y coagentes María Teresa Infante y Alfonso Silva. Reunidos con el secretario de la Corte Internacional de Justicia, se especuló con que los alegatos finales se fijarán en marzo para realizarse, probablemente, antes de junio del próximo año.

Fue en el año 2013 cuando Bolivia demandó a Chile, esperando que el tribunal internacional se refiera a la obligación de negociar un acceso soberano al mar. El argumento altiplánico se centra en distintas ocasiones donde representantes del Estado chileno han comprometido una negociación para despúes negarla.