La Superintendencia de Educación reveló que durante el primer semestre de este 2017 recibió un total de 2.108 denuncias por agresiones a estudiantes, a las que se suman otras 91 quejas por ataques contra adultos.

Según constató El Mercurio, las cifras se acercan a los números récords alcanzados durante el 2016, donde se recibieron un total de 4.504 denuncias por maltrato a escolares, un 13% más que el 2015.

De las 2.108 quejas, unas 689 corresponden a casos de maltrato físico entre menores, mientras que otros 1.100 casos implican algún tipo de daño psicológico.

La gran mayoría corresponde a alumnos de educación básica, mientras que la mitad de los casos corresponden a colegios particulares subvencionados.

Los casos de maltrato entre estudiantes en establecimientos educacionales se han hecho cada vez más conocidos. Solo este mes, estalló la demanda contra un colegio de Huechuraba por una apoderada y el caso de una menor de Viña del Mar que ingresó con riesgo vital al hospital Carlos Van Buren.