Con fecha del 5 de septiembre el Fiscal Regional Metropolitano Oriente Manuel Guerra envió el tercer oficio al presidente del Senado Andrés Zaldívar (DC), solicitando todos los informes de las asesorías externas, después de las denuncias de documentos plagiados pagados con dinero público.

Antes, el Senado había salido en masa a criticar el actuar de Guerra, señalando que se había sobrepasado en sus atribuciones al querer investigar a la Cámara Alta. La calificaron como una “medida absolutamente desproporcionada, que excede ampliamente las facultades y potestades de quien ejerce la persecución penal que se aleja completamente de la investigación de un hecho preciso y determinado y que surge de la denuncia en referencia y que más bien pretenden dar notoriedad y relevancia pública a quien así la ordena”.

En el nuevo oficio, dado a conocer por La Tercera, Guerra insiste en que hay un plazo de 15 días para responder la solicitud y llamó al Senado a “proporcionar sin demora la información que les fuere requerida por el Ministerio Público y los Tribunales con competencia en lo penal, sin que se les esté permitido un análisis de mérito del requerimiento”.

“Sólo se pueden negar cuando, conforme a la ley, lo requerido tuviere el carácter de secreto o pudiere afectar la seguridad nacional, ninguna cuyas hipótesis han sido esgrimidas para fundar su negativa a entregar información”, agregó el fiscal