Durante este viernes, hasta las 14 horas, permanecerá cerrada la calle Moneda, entre Miraflores y Morandé, con el objetivo de celebrar el Día Mundial sin Auto en la capital.

De esta manera, la calle se convertirá por la mitad de la jornada en un espacio de paseo peatonal, donde los habitantes de Santiago podrán circulan a pie, en bicicleta u en otro tipo de transportes no motorizados.

Según explicó el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, el objetivo es invitar a la población a utilizar métodos de transporte alternativos al automóvil: “Hemos invertido durante este tiempo millones de dólares en autopistas y el auto, en vez de ser una solución, se nos ha transformado en un problema”.

Además, Orrego sentenció que “lo que estamos tratando es que las ciudades vuelvan a ser de las personas, con más ciclovías, con mejores veredas, con más transporte público. El Día Mundial Sin Auto es para eso”.

Por su parte, la ministra de Transportes, Paola Tapia, adelantó que están trabajando en una iniciativa piloto del Transantiago para trasladar bicicletas en la parte frontal de los buses, una idea que podría extenderse a todo el sistema de transporte en Santiago.