La llamada Operación Huracán marcó la jornada noticiosa del fin de semana. El operativo policial dejó un saldo de ocho detenidos entre los que se encuentran el vocero de la Coordiandora Arauco Malleco, Héctor Llaitul.

De acuerdo a los informes de inteligencia, este grupo se asoció para efectuar distintos atentados bajo el mando de Llaitul, lo cual conformaría una asociación ilícita terrorista, según el Ministerio Público.

La acusación parte de la base de unos mensajes de WhatsApp interceptados donde los acusados supuestamente se repartían “órdenes y felicitaciones” para la realización de los atentados.

El abogado Nicolás Toro, defensor de dos de los detenidos, declaró que las imputaciones son bajas, burdas, todo lo que trasciende no tiene antecedentes mínimamente contundentes que puedan sustentar las acusaciones y dictar una prisión preventiva. Creemos que esto es un montaje de inteligencia de la ANI (Agencia Nacional de Inteligencia), en complicidad con Carabineros. La ANI recopila información  pero no la puede llevar a un caso penal”.

[Lee también en El Desconcierto: “Hermano te felicito”: Los mensajes de WhatsApp y Telegram para detener a 8 dirigentes mapuche en la “Operación Huracán”]

El debate se tomó la agenda de los medios de comunicación. Durante la tarde de este lunes, el vespertino La Segunda sacó una nota titulada “Los pros y los contras tras masiva detención de comuneros en La Araucanía”, donde da voz a distintos actores luego de la detención de esta mañana del lonko de la comunidad autónoma de Temucuicui Víctor Queipul.

Uno de los que habló fue Francisco Huenchumilla, el polémico ex intendente de La Araucanía que se mostró siempre a favor de la causa mapuche, quien habló de que el operativo fue una “justicia de paredón y eso es resolver el problema con bencina, es echarle parafina al fuego”.

Huenchumilla asegura que “hay que separar los hechos de violencia de las reivindicaciones que tiene le pueblo mapuche con el Estado chileno, porque la vía de la violencia la condenamos”.

Finalmente, el ex intendente afirma que “la autoridad ataca sólo los síntomas y no las causas de por qué suceden estos hechos”. Además, apuntó a un trato igualitario: “si hay un hecho violento y tienen que operar los tribunales, lo que pido es que se aplique una regla general para todos, y es que mientras no haya condenados rige la presunción de inocencia tanto para los mapuches, como para los señores políticos perseguidos por platas de SQM”.