El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, ganó un nuevo adversario tras anunciar que anulará el permiso a un proyecto de edificio de departamentos que buscaba instalarse en el Cerro O’Higgins. La empresa es Inmobiliaria Del Puerto, ligada a Drake, el brazo de inversiones del empresario Nicolás Ibáñez, ex dueño del holding D&S.

Ibáñez disparó contra Sharp y aseguró que está “transformando a Valparaíso en una ciudad postergada” y lo acusó de sostener una gestión “desligada del sentido común” y con un cariz “claramente político e ideológico”.

En medio de una participación en el seminario “El Estallido del Populismo”, donde expuso el ex presidente Piñera junto al escritor peruano Mario Vargas Llosa, el empresario acusó que Sharp es un ejemplo de aquello.

“Estamos en un seminario sobre populismo y el alcalde Sharp es un gran exponente de este fenómeno. Él avanza con su agenda política buscando chivos expiatorios. Esa es una de las características del populismo, donde el populista defiende a la población de un enemigo. Él encarna los mejores intereses de la ciudadanía y sobre todo, es el único capacitado de defender a la población del enemigo que ha creado en el imaginario colectivo”, argumentó.

Además, Ibáñez volvió a defender la iniciativa inmobiliaria: “Mi sensación es que los vecinos conocen el proyecto muy bien. No estamos hablando de realidades. Estamos hablando de una pugna ficticia que el alcalde Sharp ha inventado para ganar posiciones políticas”.

Sin embargo, el Concejo municipal de Valparaíso ratificó el envío de un documento al Ministerio de Vivienda y Urbanismo para solicitar la compra del Parque Pumpin, del Cerro O’Higgins, de modo de crear ahí -donde se planteaba levantar el condominio- un jardín botánico de uso público para la ciudad.

“El interés privado se debe ajustar al interés general y este concejo ha dicho que queremos hacer otra cosa en ese espacio. Aquí no hay disputa con el alcalde, sino que intereses sociales contrapuestos con procesos colectivos en curso”, se defendió el alcalde.