“Sé que necesitamos una legislación pesquera moderna, que resguarde los intereses de todos los chilenos. Por eso durante este tercer trimestre enviaré a este Congreso una propuesta de modificaciones sustantivas a la Ley de Pesca”, afirmó la Presidenta Bachelet en su cuenta pública el pasado 1 de junio.

“Que fue lo que pasó, muy simple”, asegura Hernán Machuca, vocero nacional de la Condepp (Consejo Nacional por la Defensa del Patrimonio Pesquero de Chile). “Aquí primaron las presiones e intereses de la gran industria, ellos no aflojaron e impusieron sus intereses por sobre el de todos los chilenos. La gran industria sigue ejerciendo la ley del más fuerte y acentuando su condición de dueños del mar de Chile”, puntualizó el dirigente.

“Es una vergüenza, ¿quién manda en La Moneda?”, acotó Jorge Bustos, presidente de Condepp. “La Presidenta anuncia con bombos y platillos los cambios ante el Congreso pleno y su ministro Jorge Rodríguez Grossi le enmienda la plana y fija los intereses muy lejos de los pescadores artesanales. Los intereses están en el otro extremo de la lancha artesanal, el ministro privilegió las grandes inversiones y sus capitales, agregó Bustos.

“Saldremos a la calle a denunciar esta nueva burla a los intereses de los pescadores artesanales, no permitiremos mas tomaduras de pelo por nuestras autoridades”, concluyó el vocero de Condepp.