El inesperado arribo de los Häpe a la capital no ha pasado desapercibido. En un Santiago que cada día recibe más a extranjeros en buscas de nuevas posibilidades, los Häpe irrumpen en la escena teatral chilena para mostrarnos su cultura particular de origen europeo, la cual cultivaron durante siglos, aislados del mundo en un fiordo al sur de Chile.

La experiencia es una intervención teatral novedosa para la escena nacional, llena de juego, lucidez y reflexión, con una estética sencilla y muy bien lograda.

Conversamos con Max Pertier, director de este montaje, que actualmente se está presentando en el Teatro Sidarte, donde el público puede participar e interactuar activa y lúdicamente con los personajes, compartiendo ritos y costumbres de la cultura Häpe.

-¿Qué nos podrías contar sobre los Häpe?
-Los Häpe son los últimos herederos de una cultura olvidada, descendientes de un pueblo que se mantuvo al margen en Europa durante el Medioevo y la Edad Moderna. Ellos llegaron al Cabo de Hornos en el 1800 y crearon una pequeña aldea, la cual se mantuvo escondida durante muchos años. Esto mismo los hace ser excéntricos, inocentes y muy divertidos o particulares, por así decirlo.

-¿Cuánto de cierto y fantasía hay en esta historia?
-Jajaja una delgada línea diría yo. Nos interesa el cultivo de la creatividad y el acto poético de poner en relieve una idea que puede ser cierta, mito o fantasía. Lo importante para nosotros es vivenciar lo que nos pasa cuando entramos en contacto con eso que puede ser verdad o imaginación.

-Los Häpe no hablan español, ¿cómo logran comunicarse con el público?
-Ellos tienen su propio dialecto, pero más allá de eso, existen muchos códigos universales que viven en nuestros gestos y que nos permiten comunicarnos. ¿Cuántas veces hemos estado frente a alguien que no habla nuestro idioma pero logramos entendernos? De eso también se trata esta experiencia, de las diferencias, pero de las semejanzas también. Con los Häpe podemos ver cómo el mundo emocional, por ejemplo, es absolutamente expresivo y narrativo. Si sintonizamos no necesitamos hablar para entendernos, y aquí la idea es poder vivir esa experiencia.

-Tras el estreno, ¿cuál ha sido la reacción del público?
-Ha sido excelente, la gente sale muy agradecida después de compartir la experiencia con los Häpe. Es lindo para nosotros y como nos han dicho también, un logro, ver a personas adultas jugando y participando felices, pasándolo bien y emocionándose al mismo tiempo, desprendiéndose de juicios y siendo parte con entusiasmo de ésta propuesta escénica, donde el público es súper protagonista.

-¿Cómo fue el proceso de creación de esta Muestra Cultural?
-Como es en general, con muchas ganas, trabajo, tiempo, rigor y, en este caso, sin financiamientos de terceros. La idea inicial de los Häpe nació gracias al talento de Daniel Isler, Javiera Santander, Nicolás del Río y Peguisú Peguisú, quiénes durante un par de meses comenzaron un trabajo de investigación y creación con el fin de generar una propuesta, la cual la realizaron en forma de un teaser teatral. Me invitaron a verlo y luego a dirigir el proyecto y comenzamos con un trabajo colectivo de definición y creación basado en la improvisación, bajo ciertos conceptos, donde el encuentro y cruce cultural lo quise mantener siempre como eje principal de la puesta, definiendo el espectáculo como un primer paso, una presentación, una muestra cultural de los Häpe ante los chilenos, en este caso. Por esto mismo, parte del proceso lo vivimos precisamente con los Häpe en la calle. Lo que fue crucial para el desarrollo del montaje, que trabaja precisamente el vínculo con el otro desde la diferencia, cómo lo podemos vivir a diario con los nuevos inmigrantes que llegan a Santiago. Durante el proceso también se sumó Loreto Vilches en la asistencia de dirección y creativa para el proyecto y en la última etapa algunos artistas que dieron apoyo con su mirada al proceso. Häpe tiene la suerte de contar con un grupo muy talentoso, y el proyecto es más que el montaje de una obra, más bien es el montaje de una cultura y ya tenemos en carpeta nuevas ideas e intervención por trabajar a futuro.

Max Pertier es también actor de la compañía La Llave Maestra,  además de coach fundador y director de la plataforma Grupo Incorpora, la que trabaja precisamente herramientas de vinculo y comunicación de manera experiencial para organizaciones públicas y privadas.

-Tú también te dedicas al trabajo organizacional y de coaching. ¿Ves alguna relación entre esa práctica y la puesta en escena de los Häpe?
-Sin duda hay una conversación entre todo lo que uno hace. Los Häpe, más que una obra de teatro tradicional, es una experiencia teatral y creativa que está diseñada para presentarse tanto en un teatro, como un cualquier otro espacio no convencional. Y sí, si hablamos de aprendizaje experiencial, en la intervención que los Häpe establecen con el público y viceversa, se experimentan temas esenciales del vínculo comunicacional como la confianza, empatía, creatividad, colaboratividad y diversidad, entre muchos otros. Eso lo hace muy atractivo también desde ese punto de vista.

-¿Cuál fue el mayor desafío del proceso creativo?
-Creo que un gran desafío fue precisamente lo poco convencional, el crear una experiencia teatral fuera del lado tradicional y aristotélico, y sobre todo el hecho de no contar con el uso de tecnología. Los Häpe están estacionados en el 1800 y así fue como trabajamos]: sin músicas envasada ni efectos lumínicos más que el brillo de una vela.

-Y ahora, ¿cómo se viene el futuro para los Häpe?
-Hoy estamos expectantes y queremos compartir ésta cultura con el máximo de personas y comunidades posible, por ahora esperamos participar en la versión 2017 del festival de Teatro en Casa del barrio Yungay, que hoy como barrio es icono ya con respecto al fenómeno migratorio en Santiago y esto nos llena de sentido y entusiasmo por estar ahí y compartir.

El estrenó de “Häpe, un pueblo perdido” fue el jueves 21 de septiembre y se mantendrá en cartelera hasta el sábado 14 de octubre.

Ficha Artística

Dirección: Marcelo Max Pertier
Asistencia de dirección: Loreto Vilches
Autoría y diseño integral: Häpe Theatre
Asesoría en Vestuario: Claudia Valiente
Música: Daniel Larraín y Häpe Theatre
Iluminación: Loreto Vilches
Producción: Häpe Theatre
Elenco: Peguisú Peguisú, Nicolás del Rio, Daniel Isler
Javiera Santander

Coordenadas

Teatro Sidarte (Ernesto Pinto Lagarrigue 131)
Temporada: del 21 de septiembre, hasta 14 de octubre
Días y horarios: Jueves, Viernes y Sábados a las 21hrs.
$5.000 general | $3.500 estudiantes y 3° edad, jueves populares $3.000
Más información en www.culturahape.org
Facebook: /hapeunpuebloperdido 
instagram: /los_hape
#häpe #loshäpe #loshape