Renate Langer, una actriz y ex modelo alemana de 61 años, denunció a la policía suiza al cineasta Roman Polanski por haber abusado sexualmente de ella cuando solo tenía 15 años.

Los hechos ocurrieron en febrero de 1972, cuando el director la drogó y violó durante una fiesta en la localidad de Gstaad. Langer es la cuarta mujer que denuncia públicamente los abusos de Polanski y aseguró que se decidió a acudir a la policía después de ver cómo Robin, otra víctima del realizador, relató las vejaciones sufridas cuando tenía 16 años, solo meses después de la agresión sufrida por la actriz.

En la época, señaló Langer, no se atrevió a hablar porque “mi madre habría tenido un ataque al corazón” y argumentó que se sentía “avergonzada y desconcertada, perdida y sola”.

En 1977, el cineasta se declaró culpable en Estados Unidos de haber abusado sexualmente de Samantha Geimer, una joven que entonce solo tenía 13 años. Sin embargo, Polanski huyó del país antes de que la justicia emitiera la sentencia y hasta hoy, a más de 40 años, sigue siendo un fugitivo. En 2010, la actriz británica Charles Lewis también denunció un abuso sexual cometido por el director,

“Yo también soy una víctima de Roman Polanski. Abusó sexualmente de mí de la peor manera posible cuando yo tenía solo 16 años, cuatro años después de que él escapara de Estados Unidos para evitar ser sentenciado por sus crímenes”, sentenció.