“Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina 2017” es el nombre del estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que trae un dato preocupante para los chilenos: un 32,8% de las mujeres mayores de 18 años en nuestro país presenta índices de sobrepeso.

Esta alta cifra no sólo pone a Chile dentro de los 24 países de América Latina y el Caribe con proporciones de población obesa en valores cercanos o superiores a 20%, sino que también lo deja como el país con más alta prevalencia de mujeres con obesidad en Sudamérica.

Las razones que explicarían estas cifras son los cambios en los patrones alimentarios, la alta disponibilidad de productos ultraprocesados y una disminución de las preparaciones culinarias tradicionales. Todas causas que han aumentado el desarrollo de enfermedades no transmitibles con diabetes, hipertensión y patologías cardiovasculares.

“Las mujeres son menos activas y en algunos casos, al trabajar en el hogar, los avances en tecnología han disminuido su actividad física. También hay razones culturales, ya que en algunos lugares las mujeres delgadas son asociadas a infertilidad. Otro ítem es el uso de tacos. Las que van al trabajo en zapatos planos muchas veces caminan, pero cuando están con tacos no pueden cubrir las mismas distancias y gastan menos energía. Por otro lado, el consumo de azúcar también se da más en mujeres que en hombres”, señaló al respecto Eve Crowley, representante de la FAO en Chile.

De acuerdo a cifras del Ministerio de Salud, una persona obesa muere cada una hora en Chile. La Encuesta Nacional de Salud de 2010, en tanto, indica que un 39,3% de la población mayor de 15 años presenta sobrepeso, 25,1% es obeso y un 2,3% presenta obesidad mórbida.

Carmen Castillo, jefa de cartera del Minsal, anunció que la obesidad mórbida “se está considerando para el decreto Auge de 2019”.