Las denuncias de acoso sexual contra el reconocido productor de Hollywood, Harvey Weinstein –que se habrían extendido por más de 30 años bajo promesas de ascensos laborales y que fueron reveladas a través de un extenso reportaje publicado por The New York Times–, no dejan de multiplicarse y con el paso de los días, se han sumado reconocidas figuras de la industria como Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie.

A través de una publicación del mismo medio, las actrices dieron a conocer sus testimonios. Gwyneth Paltrow tenía 22 años cuando fue contratada por Weinsten para protagonizar la película Emma (1996), quien la invitó al hotel Peninsula Beverly Hills para una reunión de trabajo. En el texto contó que en esa ocasión, el productor puso sus manos sobre ella y le sugirió que fueran a la habitación para hacerse masajes. “Yo era una niña, estaba contratada, estaba petrificada”, relató.

El único que supo de la situación fue Brad Pitt, su novio por entonces quien se enfrentó a Weinstein. Poco después, el productor la amenazó para que no dijera nada a nadie.

Una situación similar vivió la actriz Angelina Jolie, quien tenía 21 años cuando el productor le realizó insinuaciones sexuales en una reunión de trabajo en un hotel, cuando estaba negociando su participación en la película Jugando con el corazón (1998). “Tuve una mala experiencia con Harvey Weinstein en mi juventud, y como resultado, decidí no trabajar con él de nuevo y advertir a otras cuando lo hicieran. Este comportamiento hacia las mujeres en cualquier campo, en cualquier país, es inaceptable”, afirmó la actriz.

Acusaciones de violación

Además, una publicación de The New Yorker  –realizada por Ronan Farrow, hijo de la actriz Mia Farrow y el director Woody Allen– reveló trece casos de agresiones sexuales contra el ex director de la productora The Weinstein Company (empresa que esta semana lo desvinculó debido al escándalo); de ellas, cuatro mujeres aseguran haber sido manoseadas contra su voluntad, otras cuatro que se masturbó delante de ellas y tres revelaron haber sido violadas por Weinstein.

La mayoría de los encuentros seguía un patrón similar: el productor arreglaba reuniones de trabajo en habitaciones de hotel –generalmente el hotel Peninsula, en Beverly Hills–, en las que se insinuaba de forma insistente, se presentaba en bata, o sugería que se dieran masajes mutuos. El texto incluso incluye una grabación donde el productor admite haber manoseado a una modelo sin su consentimiento y que “está acostumbrado a hacerlo”.

Los relatos se extienden en el tiempo, y algunas situaciones ocurrieron en los ’90, mientras que otros casos sucedieron en 2015. El total de las publicaciones que han salido a la luz hasta el momento incluyen los relatos de la modelo italiana Ambra Battiliana, y las actrices Asia Argento, Mira Sorvino, Rosanna Arquette, Tomi Ann-Roberts, Katherine Kendall, Judith Godrèche y Dawn Dunning. 

 

En el caso de Ambra Battilana y Asia Argento, las mujeres denuncian haber sufrido agresiones sexuales de parte del productor. 

“El sr. Weinstein obviamente no puede hablar sobre acusaciones anónimas, pero respecto a cualquier mujer que lo ha acusado públicamente, Weinstein considera que todas estas relaciones fueron consentidas por ambas partes“, escribió su vocero en un comunicado.

Rumores dentro de la industria

Además de las nuevas acusaciones, han salido a la luz dos episodios que dan cuenta de que numerosos miembros de la industria reconocían a Weinstein como un acosador.

El sitio TMZ cita la broma del actor y comediante Seth MacFarlane, quien durante la publicación de los nominados a los premios Oscar 2013 señaló que las competidoras a mejor actriz de reparto eran tan poderosas como para despreciar los avances de Weinstein.

Además, la actriz y guionista Tina Fey escribió una broma en la serie 30 Rock para el personaje Jane Krakowski, quien decía: “No le tengo miedo a nadie en el negocio de la entretención. Rechacé tener relaciones sexuales con Harvey Weinstein en no menos de tres ocasiones y fuera de cinco”.