El aumento de nuevos casos de VIH/Sida en Chile que se conoció hace algunas semanas, y que registró un alza de un 74% en tres años, llevó al Ministerio de Salud a crear un plan de contingencia.

La cartera pondrá en marcha un plan piloto que incluirá la aplicación de un test rápido de VIH que se complementará con los exámenes de Elisa que ya realiza el sistema público, pero cuyos resultados no se entregan de forma inmediata. El Servicio de Salud de Arica y el Servicio Metropolitano Sur Oriente –que atiende a las comunas de Puente Alto y La Granja– serán los primeros en implementar la iniciativa que busca apoyar la detección precoz del virus.

La subsecretaria de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud, Gisela Alarcón, explicó que “para esos pilotos, que son pequeños, no se requiere mayor financiamiento este año, y si funcionan ahí, obviamente, lo implementaremos en toda la APS (Atención Primaria de Salud)”, según consigna La Tercera.  Alarcón agregó que el mayor alza en el presupuesto para VIH/sida se centrará en la atención hospitalaria de alta complejidad.

Los recursos destinados para la cartera de salud durante 2018 alcanzan los ocho billones de pesos, lo que representa un alza de 6,9% con respecto a 2017 y es el alto de todos los ministerios.