La mañana de este jueves llegaron al aeropuerto de Pudahuel los 66 refugiados sirios que arriban al país como parte del programa de reasentamiento organizado por el gobierno, y quienes fueron recibidos por la presidenta Michelle Bachelet.

“Queremos que Chile sea una tierra que los recibe con amistad y buena voluntad para que puedan reconstruir su historia” afirmó la mandataria, quien agregó que Chile “tiene obligación, pero también el privilegio de tender esa mano, porque somos una tierra de democracia, de paz y de respeto”.

En total son 14 familias –cerca de la mitad son menores de 14 años–, quienes se asentarán en las comunas de Villa Alemana, en la región de Valparaíso, y Macul, en la Región Metropolitana.

[Lee en El Desconcierto: El plan de la Municipalidad de Macul para recibir a los refugiados sirios que llegan a Chile]

El alcalde de Macul, Gonzalo Montoya, señaló que los domicilios están preparados y “amoblados con lo básico”. Además, las familias contarán con un acompañamiento de 24 meses, que se enfocará durante las primeras semanas en enseñarles el idioma local, y además de vivienda, incluye acceso a salud y orientación laboral.

En la ceremonia de recibimiento también estuvieron presentes el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, Luis Berríos, secretario ejecutivo de la Vicaría Pastoral Social Caritas del Arzobispado de Santiago, y el diputado de la comisión de Relaciones Exteriores, Jorge Tarud, quien destacó la importancia de esta experiencia para el país.