Una verdadera crisis interna en la Nueva Mayoría provocó la glosa de presupuesto destinada para la gratuidad escolar.

Resulta que la Ley de Inclusión dice explícitamente que el llamado “aporte por gratuidad” iría en aumento todos los años para aquellos establecimientos que decidieron pasar de ser con copago a gratuitos. El problema es que en el presupuesto 2018 que envío el gobierno al Congreso, se mantiene el subsidio de $8.300 por alumno que se fijó en 2017, cuando debería haber quedado en $10.700.

La vocera de gobierno, Paula Narváez, calificó el congelamiento como una “postergación transitoria que va a afectar, marginalmente, a un número minoritario de colegios”.

Sin embargo, unas horas más tarde fue la propia ministra de Educación, Adriana Delpiano, quien reconoció que son “muchos los niños y los colegios que reciben el aporte” que no se reajustó. “La explicación del ministro de Hacienda es que esto tiene que ver con aportes a Salud que habían quedado desfinanciados y algún aporte para Obras Públicas”, dijo Delpiano.

La situación provocó que el Ejecutivo sea objeto de duras críticas que van, literalmente, desde el PC hasta la UDI. Camila Vallejo, por ejemplo, calificó de un “error garrafal” la decisión: “Es un disparo a los pies, un error garrafal, un daño tremendo a la gestión del Mineduc. Lo que está haciendo el ministro Eyzaguirre con el presupuesto es un retroceso respecto de lo que legislamos con la Ley de Inclusión”, afirmó la diputada comunista, adelantando su rechazo a ese punto de la glosa.

Ayer la subcomisión de presupuestos también adelantó su rechazo a la iniciativa. Daniel Farcas (PPD), Ena von Baer (UDI) y Alejandro Santana (RN), parlamentarios que votarán la iniciativa, anunciaron su voto en contra, con lo que ya es suficiente para que no se apruebe.

“Queremos dar una señal política al gobierno, porque aquí está en juego la fe pública”, dijo Farcas.

Para el próximo martes 17 de octubre quedó fijada una sesión especial de la comisión de Educación en la Cámara de Diputados, a la que fueron invitados los ministros de Educación, Adriana Delpiano; Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, y Segpres, Gabriel de la Fuente.