Justo el día en que la Corte de Apelaciones rechaza el recurso de amparo que buscaba levantar la prisión preventiva a los comuneros mapuche acusados por la presunta quema de una iglesia evangélica de la comuna de Padre las Casas, una nueva denuncia proviene de uno de los familiares de los involucrados.

Robinson Trangol Galindo (23), el hermano menor de tres de los cuatro procesados que se encuentran en prisión preventiva por el denominado caso Iglesias, denunció este jueves 12 de octubre que ha sido víctima de amenazas de muerte mediante llamadas telefónicas.

En un video subido a Facebook, el menor de los Trangol relató que la tarde del jueves 11 de octubre recibió una llamada de un teléfono comenzado en 045 (el código de la ciudad de Temuco).

En un principio pensó que la llamada podría ser un llamado desde la cárcel de su hermano Ariel -el único de los comuneros que aún mantiene la huelga de hambre pese al anuncio de la presidenta Bachelet de quitar la querella por Ley Antiterrorista-, pero al contestar una voz ronca y distorsionada le dice:

-¿Robinson?
-¿Sí?
-Te voy a matarte, conchetumadre.

[Lee también en El Desconcierto: Hablan hermanos Trangol tras deponer huelga de hambre: “Esto es un avance en las reivindicaciones del pueblo mapuche”]

La preocupación por la gravedad de Ariel -quien completa 128 días en huelga de hambre- derivó en miedo producto de la situación. Robinson le preguntó a la persona cómo se consiguieron su número, a lo que le contestaron con insultos y ataques.

En el registro, el joven mapuche reivnidicó la lucha que Alfredo Tralcal y sus hermanos Benito, Pablo y Ariel, continúan dando para conseguir un juicio justo. Además, sospecha de que el llamado proviene de efectivos policiales y asegura que denunciara este hecho a organizaciones de Derechos Humanos.

“Yo no me ando escondiendo, yo voy a seguir apoyando a mi familia siempre, porque es mi familia”, remata.

Mira la denuncia de Robinson acá: