Con un fallo unánime, la Corte Suprema consideró que la Fiscalía no poseía los antecedentes suficientes para que los ocho comuneros mapuche imputados en la llamada “Operación Huracán” se mantengan en prisión preventiva.

Recordemos que el Ministerio Público acusó Héctor Llaitul, Ernesto Llaitul, Jaime Huenchullán, Rodrigo Huenchullán, Fidel Tranamil, Martín Curiche, David Cid y Claudio Leiva de sostener una “asociación ilícita terrorista” que coordinó y efectuó tres hechos de quema de camiones, incluidos los 18 vehículos del 18 de agosto en Calafquén y los 29 del Grupo Bethia el pasado 28 de agosto.

La operación incluyó allanamientos y detenciones públicas en la mediática “Operación Huracán”, según el nombre que le dio Carabineros. Las pruebas eran mensajes de WhatsApp y Telegram que “comprobarían” la organización de los atentados.

Desde el primer minuto los abogados y familias de los acusados dijeron que se trataba de un “burdo montaje”, por la pobre calidad de las pruebas presentadas.

Tras el fallo confirmado de la Suprema, Pamela Pezoa, esposa del ex líder de la CAM Héctor Llaitul, conversó con El Desconcierto sobre las repercusiones y el duro golpe que el máximo tribunal del país atestó contra las policías y la fiscalía.

“Estamos contentos con la resolución de la Corte que acogió todos los planteamientos que eran bastante contundentes. De hecho, el día de los alegatos se le pidió al tribunal que se dieran el tiempo de escuchar los audios de la audiencia de formalización. El control de detención duró cinco horas y la decisión de la jueza duró un minuto y 40 segundos”, comenta Pamela.

“Con esto queda claro que todo lo que dijimos de que era un montaje muy burdo, la Suprema se dio cuenta”, agrega.

Héctor Llaitul y otros 7 comuneros quedarán en libertad, pero el Ministerio Público podrá volver a solicitar la prisión preventiva

– ¿Crees que se cae la investigación?
– En la practica significa que queden en libertad, que no haya prisión preventiva, pero la investigación va continuar. Queda claro que con los antecedentes que entregó la fiscalía, no existían argumentos suficientes para decretar la prisión preventiva. Es destacable que sea una resolución unánime, eso es bastante contundente y esta Operación Huracán se termina de caer. Sinceramente, no creo que Aleuy vuelva de sus vacaciones a asumir, él es el responsable político de esta operación.

– Las pruebas son las conversaciones por WhatsApp y Telegram. ¿Cómo era la relación de Héctor Llaitul con esas tecnologías?
– Él no tiene un celular donde se pueda bajar esa aplicación de WhatsApp ni Telegram, solo utilizaba celulares básicos. Tenía un correo que utilizaba muy poco y, como varios de los ocho detenidos, no tiene redes sociales. Creemos que hubo suplantación de identidad porque esos whatsapps no son de ellos, tienen errores garrafales respecto de palabras de la cultura mapuche.

– ¿A qué te refieres en específico?
 Nadie que sea cercano a la cultura mapuche podría utilizar ese tipo de lenguaje, menos personas que hablan mapudungun como los hermanos Huenchullán o el machi Fidel Tranamil.

– Ha sido un contexto muy activo para el pueblo mapuche, con el juicio Luchsinger Mackay, el caso Iglesias, las huelgas de hambre y también lo que será la visita del Papa Francisco en enero a La Araucanía. ¿Crees la Operación Huracán responde a este contexto?
– Sé que después del paro de camiones y de las amenazas de paro, hubo un compromiso del gobierno de hacer algo mediático. Nos llamó la atención la salida del jefe de la PDI de la novena región, López Leiva. Cuando lo despidieron habló en el Diario Austral sobre la cantidad de recursos que se utilizan en persecución de la “violencia rural” en comparación de otras temáticas delictivas como el narcotráfico, que él considera que afecta a más personas y tiene mayores consecuencias. Creemos que la PDI no se quiso prestar para esto y tuvieron que hacerlo con los carabineros. La persecución tenía ese objetivo por declaraciones de gente incluso en el gobierno, como el ministro Barraza, que dieron cuenta de que fueron detenciones arbitrarias. También lo dijo la Universidad de Concepción, donde estudia mi hijo, que inmediatamente salió en defensa de su estudiante, lo mismo las declaraciones del PC, Julia Uriquieta, Carmen Hertz, Lautaro Carmona, varios que son del gobierno. Hoy nos dan la razón.

– Héctor Llaitul aparte estaba tramitando su rebaja de condena.
– Sí, él había estado haciendo gestiones para la rebaja de condena de una causa de robo con intimidación, lo que fue confirmado la semana pasada, esa es una de las razones de por qué el gobierno, sabiendo que iba a quedar libre, buscó otra forma de tenerlo en prisión. Él firmaba todas las semanas en Cañete y el gobierno intentó tres veces que no se rebajara la condena, pero ya fue confirmado. Él tenía una invitación a exponer en Naciones Unidas en Ginebra que no se pudo concretar por orden de arraigo y por la Operación Huracán.