Molestia existe entre el gremio de los pescadores artesanales tras la desautorización del Coordinador del Comando de Alejandro Guillier, Osvaldo Correa, a su candidato presidencial, quien había anunciado la derogación de la ley de Pesca en su primer año de gobierno. Así, lo manifestó el vocero del Consejo Nacional de Defensa de Patrimonio Pesquero (Condepp), Hernán Machuca, quien apuntó al financiamiento de campañas políticas.

“Cómo explican que Correa desautorice a Guillier a menos de 24 horas del anuncio de la derogación de la ley de Pesca. Esto es una actitud muy sospechosa que lamentablemente nos hace pensar que la relación dinero-política sigue demasiado vigente”, indicó Machuca.

El dirigente señala que existen demasiadas señales que apuntan a mantener la vigencia de una ley que a todas luces nace de la corrupción. “Al parecer hay una mano negra de la industria pesquera que mantiene influencias en el Gobierno. Porque a las declaraciones de Correa ahora se suman nuevamente las del ministro Rodríguez Grossi, quien volvió a poner en duda la discusión de la ley en el Congreso en reunión con el Senador Quinteros”.

Por último, Hernán Machuca instó a una mayor claridad de los compromisos de campaña de Guillier, “porque hasta ahora son solo titulares que fácilmente se olvidan. Esperamos más de Piñera, por ejemplo, porque esta ley fue aprobada en su Gobierno y con su venia”, dijo el vocero de los artesanales.