En medio de los preparativos para el visita del Papa Francisco a Chile, el ministerio del Interior tomó una importante decisión: suspender todos los eventos masivos a lo largo del país entre el 10 y 21 de enero.

La determinación se adoptó luego de la solicitud que presentó Carabineros de Chile, institución que advirtió la necesidad de trasladar a cientos de efectivos, desde todas las regiones del país, a las zonas donde se encontrará el Papa Francisco –Santiago, Temuco e Iquique–, entre el 15 y 18 de enero, que son las fechas programadas para su gira.

De este modo, ante el argumento de que, de haber otros eventos masivos la policía no podría dar abasto con el contingente, la cartera a cargo de la seguridad pública decretó el pasado lunes la anulación de shows masivos entre 10 y 21 de enero, dentro de los cuales se incluyen partidos de fútbolrecitales y todo evento que convoque más de tres mil personas, según consigna La Tercera.

Uno de los eventos que corre riesgo de ser cancelado es el concierto de Plácido Domingo en el Estadio Nacional, que está fijado para el 14 de ese mes, y cuya organización está a cargo de la Fundación CorpArtes.

También en La Araucanía, se encuentra en duda la realización del festival Brotes de Chile, organizado por la Municipalidad de Angol, entre el 18 y el 20 de enero, con artistas como Soledad Pastorutti y Los Jaivas. El alcalde Enrique Neira explicó que “sostuvimos una reunión de coordinación con la comisión organizadora de la visita, pero no nos dijeron nada respecto de esta prohibición. Tendremos que revisarlo y conversarlo bien”.

Finalmente, tampoco hay claridad con respecto al festival Woodstaco, en Teno (VI Región). Entre el 12 y 14 de enero, el evento tiene planeado agrupar a más de 100 bandas emergentes, sin embargo, Sandra Valenzuela, alcaldesa de la comuna, señaló que “si coincide con la fecha en que se prohibirán eventos masivos por la visita del Papa, obviamente yo no lo voy a autorizar. La productora tendría que cambiar la fecha”.