La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, rechazó este viernes la aplicación del artículo 155 sobre la Generalitat y también la declaración unilateral de independencia (DUI) que aprobó el parlamento catalán.

Mediante una publicación en Facebook, la edil de Barcelona señaló: “No en mi nombre: ni 155 ni DUI”.

La alcaldesa explicó que ante estos hechos estará implicada en “la construcción de nuevos escenarios de autogobierno que nos den más democracia, y no menos” y agregó que quiere “trabajar para echar al PP, que hoy, con sus crueles aplausos, celebraba el dolor de todo un pueblo”.

Además de esto, Colau afirmó que es necesario “trabajar para feminizar la política, para conseguir que la empatía sea una práctica habitual que permita construir grandes consensos en los que nuestra diversidad sea nuestro mayor tesoro“.

La decisión tomada por el parlamento también fue foco de críticas por parte de la alcaldesa que explicó que no cuenta con el apoyo mayoritario de los catalanes quienes en su mayoría apoyan un referéndum pactado. “No nos cansaremos de repetirlo: es un error renunciar al 80% a favor de un referéndum pactado, por un 48% a favor de la independencia“, argumentó Colau.