Valentino Talluto, el italiano portador del VIH acusado de haber contagiado de manera intencional a 30 mujeres en un lapso de 10 años, fue condenado a 24 años de prisión este viernes, según anunció un tribunal penal de Roma.

El hombre fue acusado de “epidemia” y el fiscal solicitaba cadena perpetua para su caso, sin embargo, esta acusación fue desestimada. Ante esto, el hombre de 33 años fue declarado culpable de haber causado “lesiones” graves a sus víctimas. El criminal utilizó las redes sociales para acercarse a sus víctimas bajo el seudónimo de “Hearty Style”.

La deliberación duro cerca de 12 horas y durante la lectura del veredicto por parte de la corte, algunas víctimas se abrazaron llorando, según consignan los periodistas que estuvieron presentes en ese momento.

Las investigaciones lograron localizar a 53 personas que mantuvieron contacto con Valentino Talluto, entre el año 2006, cuando descubrió que era seropositivo y su detención en 2015. De éstas, 23 permanecieron como seronegativas y 30 resultaron contagiadas, además de las parejas de tres de ellas y el bebé de otra.