El Presidente de España, Mariano Rajoy disolvió el parlamento catalán y convocó a elecciones autonómicas para la región que tendrán como fecha el próximo 21 de diciembre.

El gobierno también cesó de sus funciones al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a Oriol Junqueras y a todos los consejeros de su Gobierno durante un Consejo de Ministros extraordinario celebrado esta tarde.

Las medidas adoptadas también indican que los Ministerios pasarán a dirigir la administración catalana, según explicó el presidente al final del Consejo de Ministros.

Sumado a esto, Rajoy también determinó la disolución del parlamento de Cataluña, el cual será reformado tras las elecciones del 21 de diciembre.

Estas medidas se apoyan en el artículo 155 de la Constitución cuya aplicación fue aprobada hoy por el Senado después de que el parlamento catalán declarara de manera unilateral la independencia de Cataluña. 

De esta manera el gobierno tiene luz verde para intervenir a la administración catalana, y además, limitar las actividades del parlamento que no podrá nombrar un nuevo presidente de la Generalitat o designar otro gobierno.