Los restos de la mujer haitiana Joane Florvil continúan en el Servicio Médico Legal (SML) de Santiago, luego de que el 30 de septiembre fuera detenida.

Un oficio de las autoridades indicó que los restos sólo podrían ser entregados a su pareja, Wilfred Fidele, sin embargo el deseo de sus padres fue de sepultarla en Haití. 

Según indica Cooperativa, los amigos de Joane desean realizar ceremonias en Haití para dar a conocer su caso, pero que aún no cuentan con los recursos para enviar el cuerpo de vuelta.

“Estamos revisando con el gobierno de Haití qué proceso usaremos para repatriar el cuerpo de Joane a Haití”, dijo Realyno Florvil, hermano de la víctima.

La Fundación Frè asesoró a la familia y aseguró que “contemplan una despedida masiva durante su trayecto al aeropuerto”, dijo José María del Pino, director ejecutivo.

 

Esto ocurre en medio de las polémicas por la muerte de la madre y versiones que se entrecruzan.